1. Inicio
  2. Noticias
  3. Más de 150.000 personas acuden a una manifestación histórica en España, convocada por los sindicatos policiales.
Más de 150.000 personas acuden a una manifestación histórica en España, convocada por los sindicatos policiales.
0

Más de 150.000 personas acuden a una manifestación histórica en España, convocada por los sindicatos policiales.

1.15K
0

Contra la Reforma de la Ley de Seguridad Ciudadana |28/noviembre/2021 .- Ayer sábado 27 de noviembre, se celebró en España una manifestación histórica, que logró reunir a todos los cuerpos de seguridad del Estado. En una mañana muy desapacible de frío y viento en Madrid, a la que se sumó también la lluvia, no impidió que miles de ciudadanos, policías de todos los cuerpos, Nacional, Municipal, Autonómicos y por su puesto la Guardia Civil, acudieran en masa a la manifestación que comenzó pasadas las 11:30 horas en la Carrera de San Jerónimo de Madrid, en frente del Congreso de los Diputados.

Un camión haciendo sonar su claxon marcaba el paso de la marcha por la Carrera de San Jerónimo, ahí sí llena de personas en las aceras que apoyaban a los manifestantes al grito de ¡Viva la Policía Nacional! y ¡Viva la Guardia Civil!.

Lluvia al inicio de la manifestación

Y es que el enfado es unánime entre todos los cuerpos de seguridad del Estado y, sobre todo, transversal. En ningún cuerpo policial del País ven con buenos ojos la reforma de la Ley de Seguridad Ciudadana que están negociando PSOE y Podemos en el Congreso de los Diputados junto a aliados parlamentarios como ERC y EH Bildu. Y más aún porque no conciben que una reforma de este tipo se pueda realizar sin contar con la opinión de los encargados en el día a día de la seguridad de todos los españoles.

Más de 150.000 personas participaron en la manifestación.

Así, más de 150.000 personas entre, policías nacionales, guardias civiles, policías autonómicos y locales y público en general, han salido este sábado a protestar por las calles del centro de Madrid. Desde la Puerta del Sol hasta el Ministerio del Interior, donde no sólo está el despacho del ministro, Fernando Grande Marlaska, sino también su vivienda oficial. Todo ello como decimos,  pese al severo frío y la constante amenaza de lluvia.

Los datos de los organizadores, como es habitual en estos casos, han sido contundentes. Cifran en más de 150.000 el número de manifestantes, aunque desde la delegación del gobierno de Madrid, rebajan a 20.000 el número de asistentes, cifra poco creíble a tenor de las imágenes que todos los medios han difundido. La realidad es que ha sido muy numeroso el público asistente y que, además de las decenas de miles de agentes de todos los cuerpos, también ha acudido mucha sociedad civil, con ganas de mostrar su rechazo al Gobierno social-Comunista de Pedro Sánchez.

PP, Ciudadanos y Vox apoyaron la manifestación con declaraciones y presencia en la misma de sus principales líderes.

Al inicio y a lo largo del recorrido de la manifestación, se han dejado ver muchos políticos de la oposición de centro-derecha. Del PP han estado en algún momento José Luis Martínez Almeida o Isabel Díaz Ayuso, y el presidente del PP Pablo casado que se sumó al final de la misma por compromisos de agenda con actos de su partido. De Vox, Santiago Abascal, Macarena Olona, Espinosa de los Monteros o Rocío monasterio. También Edmundo Bal o Miguel Gutiérrez de Ciudadanos, al igual que Inés Arrimadas, mostraron su rechazo a la reforma de la ley y apoyo a la manifestación en declaraciones a los medios.

La Presidenta Isabel Díaz Ayuso,  apoya la manifestación, pero no  hace el recorrido.

La presidenta madrileña habla con los medios al inicio de la manifestación

Ayuso,  estuvo presente,  mostrando su apoyo a los policías,  pero no hizo el recorrido de marcha de la manifestación “por tener que atender  obligaciones Institucionales  propios de su cargo” según declaró  a la prensa al principio de la manifestación.

‘Marlaska dimisión» y “Gobierno dimisión, han sido los gritos más coreados entre los manifestantes durante el recorrido:

La consigna, más allá de los gritos pidiendo la dimisión de Marlaska, ha sido clara: las modificaciones legales que se quieren introducir sin contar con la opinión de los agentes de los cuerpos policiales convierten a los policías en las auténticas víctimas de la reforma legal, y dejan desampara a la ciudadanía.

Todos coinciden en que algunos de los puntos filtrados van a entorpecer gravemente el trabajo de los agentes y que la gran victoriosa va a ser la «inseguridad ciudadana». Se trata de cambios como el de no penalizar la distribución de imágenes de los agentes que son grabadas por terceros, el permiso para celebrar manifestaciones espontáneas sin comunicación previa o reducir las multas relacionadas con incidentes violentos en función de los ingresos del infractor, y un largo etc., que deja a la policía sin instrumentos legales ni materiales para velar por la seguridad de los ciudadanos de bien, frente a los violentos y delincuentes en general.

 

 

(1148)