Inicio Cultura ¿ Que aportan los conciertos de órgano a las Ciudades y a las personas?
0

¿ Que aportan los conciertos de órgano a las Ciudades y a las personas?

1.65K
0

LO QUE PUEDEN APORTAR A LAS CIUDADES Y A LAS PERSONAS LOS CONCIERTOS DE ÓRGANO. VÍDEO DEL CONCIERTO en Francia – Catedral de Notre-Dame de Paris-

La creciente costumbre de celebrar meritorios conciertos de órgano en diversas sedes, iglesias o Catedrales. Esto, con música que se encuentra frecuentemente entre lo más excelso de las producciones de todos los tiempos, no es un asunto que atañe simplemente a organizadores, ejecutantes y público asistente. Es algo que atañe a las ciudades, por varios motivos.
En primer lugar, porque está comprobado que una ciudad que tiene una vida cultural vigorosa es una ciudad mejor. Y que los individuos que acceden y participan en esa vida tienen existencias más plenas, más felices y esto se puede contagiar. Y porque la buena música, por sí misma, tiene un poderío indiscutible para levantar la vida de una comunidad.
Pero además, porque los conciertos que se vienen organizando desde hace años, en la Catedral de Alcalá de Henares , -por ejemplo- y en otros templos de la Comunidad de Madrid, junto con el esfuerzo de preservar y dar vigencia a estos instrumentos, corre pareja la preservación de la arquitectura que los alberga, y el cuidado de la liturgia.
Porque los órganos que alojan muchas de las históricas Catedrales o iglesias tapatías no son simples instrumentos musicales. Son, por su naturaleza, su factura y su mismo volumen, parte integral de la arquitectura de los recintos en donde se integran. Su vida es inseparable de la construcción en que se alojan, y dan un indispensable testimonio de la evolución de la arquitectura y de la música sacra.
Con la triste declinación de la liturgia católica, muchos de estos valiosos instrumentos, los más refinados y potentes entre los que habitualmente se utilizan para la música culta, cayeron en desuso y decadencia. Es gracias a la actividad de estos conciertos y a las labores paralelas y coincidentes de los Festivales o ciclos Internacionales de Órgano, de los cuales hay que destacar en la Comunidad de Madrid, el Festival Internacional de órgano “Catedral de Alcalá”, varios de ellos se encuentran ahora ya restaurados y en funciones. Este hecho inyecta nueva vida a las iglesias, a las ceremonias allí efectuadas, a la feligresía, y por extensión, a la comunidad.
Se podrá preguntar: ¿En qué ayuda a un barrio, a una ciudad, el hecho de que un órgano, en una iglesia habitualmente frecuentada solamente por sus fieles, vuelva a funcionar y a utilizarse para recitales y conciertos? En muchísimo. La presencia de las manifestaciones culturales, cercanas a sus contextos humanos, es un elemento altamente positivo, vuelve mejores a las gentes, las hace más conscientes de su patrimonio artístico, las invita a establecer lazos culturales entre ellas, las acerca a las tradiciones y a las formas de vida que dan razón y orientan su presente.
En definitiva con los conciertos de órgano independientemente de creencias o profesiones religiosas, se contribuye notablemente para que las ciudades sean más humanas, más dignas, mejores en general.

C.Cabaco L.

(1651)