1. Inicio
  2. Noticias
  3. Opiniones
  4. San Fernando de Henares y «El estado (Comatoso) del Municipio». Artículo de opinión, de la As. El Molino de San Fernando
San Fernando de Henares y «El estado (Comatoso) del Municipio». Artículo de opinión, de la As. El Molino de San Fernando
0

San Fernando de Henares y «El estado (Comatoso) del Municipio». Artículo de opinión, de la As. El Molino de San Fernando

1.30K
0

San Fernando de Henares | 26/octubre/2021.- OPINIÓN:  Han transcurrido más de dos años y medio del actual mandato municipal,  y de la toma de posesión del actual equipo de gobierno, consecuencia del pacto entre los partidos de PSOE y CIUDADANOS. La Asociación Cívico Cultural El Molino de San Fernando, analiza  desde un punto de vista estrictamente vecinal, la gestión realizada por el citado equipo de gobierno municipal, durante este periodo, en el municipio de San Fernando de Henares.

Análisis que por su interés, les ofrecemos a continuación:

martes, 26 de octubre de 2021

EL ESTADO (COMATOSO) DEL MUNICIPIO (I)

«Han transcurrido ya dos años y medio desde la toma de posesión del nuevo flamante equipo con mayoría absoluta obtenida del pacto de gobierno PSOE – CIUDADANOS allá por el mes de junio de 2019, y apenas queda un año y medio más de un mandato caracterizado por la apabullante propaganda y nula y caótica gestión práctica.

Lamentablemente, nadie de la oposición ha exigido un examen o balance al menos a la mitad de la legislatura del estado del municipio o algo parecido, con objeto de confrontar y revisar aquellas políticas que la coalición de gobierno de PSOE y Cs prometieron hace dos años y medio y la desesperante realidad de lo ejecutado. Más allá de la incesante propaganda esparcida sin remordimiento y con total descaro a lo largo de todo este tiempo, pero que no impide esconder la realidad a la que cada ciudadano se enfrenta cada día en su relación con los servicios municipales.

Desde que los políticos locales descubrieron cómo utilizar las recursos municipales y presentar la gestión como si el Ayuntamiento fuera solo una empresa de servicios de ocio, recibida por buena parte del personal como mensaje adormidera, el abuso de la propaganda ha encubierto una realidad de una gestión más bien calamitosa plagada de torpes neófitos concejales llenos de voluntarismo. Pero eso sí, convencidos de que pueden llevar al huerto a la ciudadanía sin mayor esfuerzo que multiplicar los estomagantes eslóganes de los lugares comunes que, en realidad, ya resultan tan redundantes como ridículos en muchos casos. Lo último en la producción y factoría de las ocurrencias; el Escape Room programado.

 

 

Presentación ESCAPE ROOM

No se lo pierdan porque es un síntoma y paradigma de lo que decimos: confundir la gestión municipal con cualquier pretexto para montar una fiesta que es lo que estos ediles entienden por gestión de la cosa pública. Gastar y gastar dinero en performances que además organizan empresas subcontratadas. Es el moderno pan y fútbol enseñoreado en las instituciones públicas mientras los problemas crecen y se aplazan sine die porque lo que interesa es mantener al personal entretenido con cualquier banalidad presentada como un sucedáneo de alta cultura.

A falta pues de una iniciativa opositora tan dividida como inoperante, vamos a pasar nosotros revista al estado (comatoso) del municipio en lo que a gestión real se refiere, repasando aquellos viejos problemas heredados aún sin resolver y los nuevos sobrevenidos aplazados también. Veamos pues alguno de ellos.

 

 UN ALCALDE QUE NO SE HACE CARGO DE NADA

Ya desde el inicio del mandato descubrió el alcalde Corpa el secreto para simular la incapacidad propia de una mínima gestión sustituyéndola por echar balones fuera y, sobre todo, a base de endosar los problemas a los gestores regionales a los que les ha tomado bien la matrícula. 

Desde la protesta por la cubrición de la depuradora hasta el más reciente problema surgido de las grietas en las viviendas afectadas por las obras del metro, la gestión del alcalde Corpa se ha caracterizado a lo largo de todos estos dos años y medio por endosarle los problemas a otros sin hacerse cargo de ninguna de sus responsabilidades. Ni una sola.

Vamos pues a ver algunos ejemplos, solo algunos, en esta primera entrega del estado del municipio. Es decir, aquellas cuestiones que, siendo de su competencia exclusiva, sin embargo están igual o peor y siguen sin solución o con solución ad calendas graecas. 

Y ello sin perder de vista que el señor Corpa llevará con dedicación exclusiva en el Ayuntamiento cuando acabe esta legislatura en el año 2023 la friolera de nada menos que dieciséis años. Todo un récord de longevidad nunca conocido en este Ayuntamiento. Dieciséis años liberado a costa de los presupuestos municipales. No hay un antecedente igual. 

Pero veamos cómo, a pesar de haber contribuido a crear alguno de los graves problemas que padece el municipio (ha estado alternativamente en el gobierno y en la oposición pero siempre cobrando del erario municipal), esos problemas o no están solucionados o incluso han aumentado o se han agravado.

EL MUSEO DE LA CIUDAD

 

Así nos vendían en La Calle de la Libertad del año 2009 (el señor Corpa estaba en el gobierno entonces y esta dotación estaba programada y presupuestada con cargo a la concejalía de la que era su responsable entonces), el flamante Museo de la Ciudad. Véanlo bien y recuerden esto antes de creerse toda la basura de propaganda que se tienen que tragar con cargo a sus bolsillos además, porque esto es un buen ejemplo de lo que denunciamos.

El Museo de la Ciudad.
Pues bien. El Museo está totalmente terminado e incluso hicieron un amago de inauguración en plena campaña electoral de 2011 convocando al personal a visitarlo. Pero, una vez realizada la votación, todos despertaron a la cruda realidad que le ocultaron a los cándidos ciudadanos que visitaron absortos el prodigio arquitectónico (así lo presentaba el entonces alcalde Setién, quien había delegado en el actual alcalde Corpa las competencias en materia de cultura). Y la realidad no era otra que la consabida de que el Ayuntamiento no había pagado las obras del Museo y por lo tanto le debía a la empresa PESF casi tres millones de euros por esta obra. Quien, a su vez, debía más de un millón a la empresa constructora.

Resultado del embrollo: que una dotación presupuestada con cargo a los programas de la concejalía de cultura de la que era responsable el señor Corpa entonces, se deben entre unas cosas y otras todavía nada menos que 3.559.339 euros al concurso de acreedores por un lado y a la empresa constructora por otro. Ambos tienen sendas sentencias firmes ya de sus reclamaciones y solo falta suponemos que las ejecuten contra el Ayuntamiento. Y eso sin los intereses legales que es de suponer serán reclamados.

Tal vez piensen ustedes que esto fue una cosa del pasado o de otros equipos de gobierno. Pero nada de eso. En el pasado trámite de los Presupuestos 2020 presentamos unas alegaciones para consignaran estas obligaciones reconocidas pero nos han dicho que nones. Como siempre. Saben que tienen que reconocer esas obligaciones porque así lo han acordado los tribunales, pero se niegan a presupuestar partida alguna para hacer frente a esas deudas que tienen contraídas. Y, mientras tanto, el Museo de la Ciudad cerrado a cal y canto y así lleva ya más de diez años.

Pero, ¿y cómo se financiaba esta dotación? Pues he aquí lo más insólito de todo: el Ayuntamiento tiene cobrado desde hace años los importes con los que se financiaba el Museo, solo que se ha gastado ese dinero en otras cosas e incluso en financiar gasto corriente a pesar de que se trata de ingresos afectados.

Así, efectivamente, entre 2011 y 2012 el Ayuntamiento habría recibido los importes del cuadro de abajo de las diferentes Juntas de Compensación.

Efectivamente, el Ayuntamiento recibió 2,6 millones de euros entre 2005 y 2012 para financiar el Museo de la Ciudad de las Juntas de Compensación tal y como se refleja en el cuadro de arriba. Sin embargo, salvo el importe de la compra inicial de la finca a un particular del Granero que ascendió a 600.000 euros, el resto no ha sido destinado al pago del Museo de la Ciudad. Al contrario, a día de hoy la deuda por este concepto es como se ha indicado más arriba de nada menos que 3,6 millones de euros.

¿Adónde ha sido destinado pues el resto del dinero recibido entre 2011 y 2012 si se trataba de ingresos afectados al pago del Museo? Pues eso sería bueno que lo contestaran el alcalde Corpa que para eso fue el responsable de esta obra que se financiaba con cargo a los presupuestos de su concejalía, o, en su caso, el propio concejal de hacienda que se supone que debe saberlo.

Sea como sea, este es el lamentable y escandaloso caso de un Museo totalmente terminado pero no pagado a pesar de haber ingresado los importes destinados a su financiación, por parte de las Juntas de Compensación de los sectores industriales. Y así, cerrado a cal y canto, lleva ya diez años y lo que te rondaré. 

Esta es pues la cruda realidad dos años y seis meses después de la flamante coalición de gobierno PSOE y Ciudadanos (mayoría absoluta pues), y no la aparatosa basura de propaganda que nos arrojan día sí y día también desde el equipo de gobierno. 

Son incapaces de resolver este grave problema dejando caer sentencia tras sentencia con los intereses legales corriendo y como si esto no fuera con ellos. Este es lamentable estado del municipio de verdad, y este es un solo caso de los casi veinte más que iremos denunciando en los próximos días a falta de una oposición que exija al menos un debate público sobre este estado de cosas; sobre el estado de nuestro municipio a punto de agotar ya casi dos tercios del mandato.

Mientras tanto, usted sufrido contribuyente, es convocado a espectáculos pseudoculturales como lo que nos ofrecen ahora del Escape Room. Para Escape Room este del Museo de la Ciudad. ¡Qué vergüenza! Merecerían ser encerrados todos en el Museo y que no salieran hasta que solucionaran este vergonzante problema que ya huele desde hace más de diez años.

-0000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000-

 

(1301)