Inicio Reportajes El Nuevo Comisario Provincial, Ignacio del Olmo, restaura la imagen de la Policía de Alicante.
0

El Nuevo Comisario Provincial, Ignacio del Olmo, restaura la imagen de la Policía de Alicante.

1.26K
0

Nacional/Alicante. Con este  titular encabeza el diario El Mundo en Alicante, un artículo de  Gema Peñalosa, la toma de posesión del nuevo comisario provincial de Alicante, Ignacio del Olmo Fernández“huye de la frialdad de las cifras y, en un discurso muy acertado, destaca la «armonía» que debe regir el Cuerpo Nacional de Policía, ahora bajo su mando. La Policía de Alicante,  inaugura una nueva etapa tras años de enfrentamientos con el antiguo comisario”.

 Alicante/4 de Marzo/2020.-  El jefe superior, Jorge Zurita, recuerda el perfil que ha de tener un jefe provincial y realiza una alocución imprescindible. El nuevo comisario principal de Alicante, Ignacio del Olmo, devolvió ayer a la Policía al lugar del que nunca debió marcharse: al de la cercanía, la transparencia y la apertura que, durante cuatro años, se le arrebató injustamente con el sonrojante mandato de su predecesor, Alfonso Cid, hoy ya jubilado.

Recuperar la imagen del Cuerpo y apartarla de cualquier cuita personal vuelve a ser prioritario para un comisario que, entre otras muchas cosas, deberá devolver la paz a la plantilla.

En un discurso atípico -por excepcional- y muy acertado, del Olmo comenzó a tender puentes y para ello apeló a la «armonía» que debe regir la Comisaría para que las cosas funcionen y que el trabajo sea efectivo. «Es el camino a seguir», resolvió. Su alocución estuvo trufada de alusiones al poeta Miguel Hernández -«tuvo una vida absolutamente fabulosa»- a Séneca o a Fray Luis de León de quienes echó mano para ayudarse a comunicar la que será su hoja de ruta al frente de la Policía de Alicante.

Del Olmo anunció a la delegada del Gobierno en la Comunidad que «mientras tengamos la vida, todos los miembros de esta Comisaría Provincial no dejarán pasar un minuto sin atender a las víctimas, sin asistir al que lo necesite…». También tuvo un recuerdo para  la última víctima de la violencia machista y para el piloto de la Patrulla Águila recientemente fallecido en un accidente aéreo.

El comisario no subió al atril y no se puso ante el micrófono para pronunciar un discurso manido. Tampoco lo envolvió en la frialdad de las cifras ni en expresiones vacías de contenido tan recurrentes en este tipo de actos. Del Olmo fue breve pero vibrante. Dijo mucho en pocas palabras. Nunca las cosas quedaron tan evidentes: el cambio ya ha empezado y lo ha hecho desde el entendimiento.

Quedó claro, pues, que no va a ser un comisario al uso. Así al menos lo vaticina el contenido de una intervención repleta de concienzudas lecturas entre líneas tan necesarias para cerrar la etapa anterior. De sus palabras se desprende que no ha aterrizado en Alicante ni para pasar de puntillas por su cargo ni para dejarlo morir en el despacho. Del Olmo será un comisario conciliador. Ya ha hecho sonar los primeros compases de su mandato. Ayer invitó al acto en el que tomó posesión a todos los sindicatos sin excepción abriendo así una nueva etapa totalmente impensable hasta el momento.

Entre sus preocupaciones, destacó su especial atención a las víctimas, entre las que se encuentran las de violencia machista. Consciente de que muchas veces lo que mata es la ausencia de una denuncia previa, abogó por «empoderar a las mujeres» para frenar este tipo de situaciones, de darles recursos y ofrecerles apoyo y soluciones.

Por su parte, el diario  Información, destaca que el nuevo comisario estuvo acompañado por el jefe superior de Policía de la Comunidad Valenciana, Jorge Zorita Bayona,  quien también se embarcó en un discurso ágil y elocuente tanto para hacer la presentación como para recordar el perfil que tiene que tener un jefe policial, por si alguien lo olvidó alguna vez. Al igual que el nuevo comisario de Alicante, optó por bajarse de estadísticas y se subió a una alocución imprescindible. Por viva, por medida y por justa.

Zurita, también se pronunció sobre la importancia de la coordinación con la judicatura, la Fiscalía, los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado y la Policía Local. «Todos juntos seremos mucho más eficaces». Por último, una petición que sonó a declaración de intenciones ante la nueva etapa que se ha abierto en Alicante: «Recuerda que eres el jefe provincial», dijo a Del Olmo. Ambos discursos fueron una muestra de los vientos, alejados de los huracanes pasados, que soplarán a partir de ahora en la Comisaría.

El jefe superior de Policía en la Comunidad Valenciana, Jorge Zurita, instó a Del Olmo a coordinarse con todas las Fuerzas de Seguridad e instituciones, a mejorar las cotas de seguridad si es posible, a apoyar y proteger a las víctimas, preferentemente a las más vulnerables (personas mayores, menores, maltratadas, víctimas de trata de seres humanos, discapacitados y víctimas de delitos de acoso y odio), a crear un buen clima laboral y a combatir el terrorismo yihadista.

La delegada del Gobierno, Gloria Calero, destacó por su parte la profesionalidad del nuevo jefe de la Policía Nacional y el alcalde de Alicante, Luis Barcala, le deseó todos los éxitos y le mostró la disposición a seguir colaborando desde la Policía Local.

(1264)