Inicio Deportes VARIOS Coslada y otros siete municipios ribereños exigen a la Confederación Hidrográfica del Tajo acabar con la plaga de mosca negra
Coslada y otros siete municipios ribereños exigen a la Confederación Hidrográfica del Tajo acabar con la plaga de mosca negra
0

Coslada y otros siete municipios ribereños exigen a la Confederación Hidrográfica del Tajo acabar con la plaga de mosca negra

463
0

La mosca negra no pica, muerde.
Parecen mosquitos convencionales, pero son peores. La mosca negra, un insecto de entre 3 y 6 milímetros, de la familia de los simúlidos, no pica, literalmente muerde. Su marca no se nota al principio, ya que segrega con su bocado un anestésico, un vasodilatador y un anticoagulante; pero el resultado es una picadura rojiza, sangrante y con una considerable inflamación de la zona. Dolorosa y molesta, siempre se agrava más en personas con mayor sensibilidad, que pueden terminar en los servicios médicos de urgencias.

Coslada, martes 27 de junio de 2017.- Alcaldes, alcaldesas, ediles y técnicos de los ayuntamientos de Coslada, Alcalá de Henares, Arganda del Rey, Torrejón de Ardoz, Rivas Vaciamadrid, San Fernando de Henares, Velilla de San Antonio y Mejorada del Campo han comparecido hoy de nuevo ante los medios de comunicación para exigir a la Confederación Hidrográfica del Tajo y a la Comunidad de Madrid que actúen para erradicar la plaga de mosca negra existente en las riberas de los ríos Henares y Jarama.

La población de estos municipios lleva sufriendo desde hace cinco años las desagradables picaduras de los simúlidos y los quironómidos, consecuencia de la presencia masiva de estos insectos. Como consecuencia de la picadura se produce un evidente riesgo para la salud, especialmente en población infantil, que en un elevado número necesita ser atendida en los centros sanitarios por reacciones alérgicas.El simúlido o mosca negra es un insecto cuyas primeras fases de vida sedesarrollan en plantas acuáticas de ríos y arroyos. La manera más eficaz para eliminar y prevenir la proliferación de este tipo de insectos es el control larvario en los ríos, retirando la vegetación acuática sobre la que se asientan a las larvas y la limpieza de las riberas.

Es esta la petición que realiza Coslada y el resto de ciudades afectadas, que llevan años luchando para solventar lo que consideran un problema intermunicipal de salud pública, en el que las administraciones competentes en la materia son la Comunidad de Madrid, a través de la Consejería de Medio Ambiente, y la Confederación Hidrográfica del Tajo. Ambas han hecho oídos sordos a la demanda de los municipios para que actúen evidenciando una falta de asunción de responsabilidades.

Es por ello que los Ayuntamientos han insistido en reclamar la implicación y actuación de los organismos competentes, una reclamación que ya se trasladó de forma oficial mediante una carta firmada por todos los alcaldes y alcaldesas.

(463)