1. Inicio
  2. COSLADA
  3. 25-N – Coslada recuerda con un acto el día para la eliminación de la violencia contra las mujeres.
25-N – Coslada recuerda con un acto el día para la eliminación de la violencia contra las mujeres.
0

25-N – Coslada recuerda con un acto el día para la eliminación de la violencia contra las mujeres.

661
0

Coslada| 25/noviembre/2020.En un acto celebrado esta mañana, presidido por el alcalde, Ángel Viveros, y la concejal responsable del área de Igualdad y Diversidad, Teresa González Ausín, se ha homenajeado a las mujeres víctimas de la violencia de género. Acto que se ha realizado junto a la escultura «La Mujer de Coslada» de Antonio López.

Acto homenaje a las mujeres victimas de la llamada «violencia de género o familiar».

A este acto se han sumado,  concejales del equipo de gobierno, Fátima Heredia Ramírez, concejal del Grupo municipal del PP, entre otros concejales de la oposición del Consistorio Cosladeño. Igualmente han acudido representantes del Consejo de la Mujer, y se ha leído el manifiesto del 25-N, acordado por la mayoría de  los grupos políticos con representación en el Ayuntamiento de Coslada, a excepción de VOX.

Lectura del manifiesto aprobado por el Consistorio.

De manera previa, se ha guardado un minuto de silencio en homenaje a las mujeres asesinadas, a las que se ha citado en una relación de víctimas del año 2020. Se ha encendido asimismo una vela en su recuerdo y se ha depositado un ramo de flores junto a un gran lazo violeta.

Un gran lazo y una vela en recuerdo a las víctimas.

Algunos puntos del manifiesto

Teresa González Ausín. concejalía de Igualdad del Ayuntamiento

Este manifiesto del 25-N expresa la voluntad de que “las administraciones formulen planes o pacten incentivos con las empresas que mejoren la empleabilidad de las víctimas de violencia de género”.

Se pide que “las Administraciones faciliten la tramitación rápida, sencilla y eficaz de las ayudas económicas de las que son acreedoras las víctimas de violencia de género y aumenten los recursos orientados a su acceso a la vivienda”.

En otro de los puntos se pide que ” la Administración invierta recursos en la rehabilitación y apoyo de las víctimas de la prostitución y de la trata de seres humanos con fines de explotación sexual. También se solicita que los Juzgados superen el mito de que un maltratador puede ser a su vez un buen padre y establezcan regímenes de guarda y custodia teniendo presente que el hombre que agrede a la mujer es la misma persona a cuyo cuidado se dejan las y los menores”.

En resumen, el manifiesto “ aboga por unas mejores condiciones laborales para las profesionales que atienden a las mujeres víctimas de violencia de género, hijas e hijos, y por el apoyo a las mujeres que día a día luchan por sobrevivir a una situación de violencia, para sacar adelante a sus hijos/as”.

41 mujeres asesinadas en lo que va de año.

Representantes del Consejo de la Mujer de Coslada

En un año donde la pandemia del COVID-19, ya se ha cobrado más de 47.000 victimas «oficiales», aunque como se sabe los muertos reales superan ya los 60.000, no deja de ser menos preocupante este número de mujeres asesinadas por la violencia de género, la mayoría de ellas,  en el seno familiar.

Y lo más lamentable, es que el número de víctimas mortales a causa de esta violencia no cesa. En lo que va de este año 2020, son 41 mujeres según el último balance oficial pero como ocurre con las cifras “oficiales” por los muertos del Covid,-19 , la realidad es otra, y  hay  muchas mujeres  que han sido asesinadas y no se recogen como víctimas oficiales. Más de 23 niños han quedado en situación de desprotección u orfandad a causa de los crímenes de esta llamada «violencia de género o violencia familiar».

La pandemia por el COVID-19, ha tenido igualmente un impacto en la realidad cotidiana de las mujeres maltratadas en este año 2020. Las medidas de confinamiento impuestas por el Gobierno de la nación durante el estado de alarma, y otras medidas sucesivas, han contribuido a agravar la situación de estas mujeres, al tener que permanecer en el mismo domicilio con su agresor.

(661)