1. Inicio
  2. Entrevistas
  3. Ifema “El hospital milagro» Apaga sus Luces. Isabel Díaz Ayuso «Ya es un símbolo de Madrid como el 2 de Mayo»
0

Ifema “El hospital milagro» Apaga sus Luces. Isabel Díaz Ayuso «Ya es un símbolo de Madrid como el 2 de Mayo»

800
0

1/Mayo/2020.- El hospital de IFEMA de Madrid, conocido popularmente como “El hospital milagro” de Madrid, por haber sido el más grande España durante la pandemia y haberse construido en tiempo récord, (48 horas) ha «apagado sus luces” este viernes. Lo hace tras haber atendido a casi 3.800 pacientes por coronavirus y de que se haya recuperado el 99,1 % de ellos.

Pedro Sánchez, presidente del Gobierno, no ha llegado a visitarlo en ningún momento aunque sí  este Hospital Milagro,  ha recibido la visita del Rey y Jefe del Estado, Felipe VI.

Este centro hospitalario ha” apagado este viernes sus luces” en un acto de clausura solemne al que han acudido Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid, y José Luis Martínez Almeida, alcalde de Madrid. Se ha rendido homenaje a todos los trabajadores y profesionales activos en el hospital del Ifema y a todos los pacientes que han superado el coronavirus tras haber pasado por este centro logístico. Ayuso espera no reactivar este hospital de campaña porque la Sanidad madrileña «está reinventándose para en otoño e invierno tener su propio escaparate y poder luchar  contra un posible segundo brote de la pandemia más adelante».

En el “hospital milagro”, la mayor paciente tenía 103 años, ha dicho satisfecha la Presidenta Isabel Díaz Ayuso.

«La Sanidad madrileña tiene sus propios recursos y alternativas. Estamos reforzando el sistema para el futuro», ha asegurado la presidenta autonómica ‘popular’.  Y durante su intervención, ha recordado que Ifema es ya parte de la Historia de Madrid y  » un símbolo como el 2 de Mayo»  después de haberse puesto en marcha ahí un «hospital milagro», que llegó a atender hasta una paciente de 103 años y a otros muchos, casi todos ellos han salido curados.

En los cuarenta días en que ha estado en funcionamiento (se abrió el 22 de marzo tras un proceso de instalación vertiginoso en 48 horas), han pasado por el hospital de campaña de Ifema más de 3.800 pacientes. Se habilitaron primero el pabellón 5 de manera provisional y luego los pabellones 7 y 9, con 550 y 750 camas respectivamente (de ellas, 16 eran unidades de cuidado intensivos), lo que le convirtió en el mayor hospital de España por número de camas.

VÍDEO INTERVENCIÓN DE LA PRESIDENTA ISABEL DÍAZ AYUSO sobre La Pandemia.

Un millar de sanitarios.

Trabajaron en Ifema un millar de profesionales sanitarios y servicios de lavandería, limpieza, un servicio de catering que ha servido más de 175.000 comidas en total; incluso se creó una pequeña biblioteca para los enfermos, creada por iniciativa de la sanitaria Ana Ruiz.

«El número de altas ha sido superior a los 4.000 pacientes que volvieron a casa o a hoteles medicalizados entre aplausos. Porque, para cada uno de ellos, ha habido un aplauso. Ese ha sido el maravilloso ambiente que se creó en el hospital de campaña», ha destacado Díaz Ayuso.

Una dirección Impecable: Antonio Zapatero ha dirigido este » hospital milagro» desde el primer minuto.  El Dr. Zapatero, en la hora de su cierre ha dado las gracias a la presidenta Ayuso y al consejero, Enrique Ruiz Escudero, y ha recordado las felicitaciones del enviado de la Organización Mundial de la Salud. Zapatero ha agradecido  igualmente,  al personal sanitario, a su alegría, a los bailes, a la biblioteca… Y también a las lágrimas: «todo lo que ayudó a crear el espíritu de este «milagro  Ifema».

«No hay que bajar la guardia»

En el acto de cierre también ha intervenido el alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida«Cuando se abrió el hospital de Ifema estábamos en un momento muy complicado de la epidemia, pero supuso el símbolo de que la sociedad madrileña no se rendiría. La pandemia todavía no la hemos vencido, no hay que bajar la guardia», ha añadido.

«Hace 9 dias cerramos el Palacio del Hielo, el símbolo de la tragedia; Ifema es el símbolo de la esperanza -ha concluido Martínez Almeida- aunque no debemos  ni podemos olvidar a nuestros muertos».

 

(800)