1. Inicio
  2. Entrevistas
  3. La Policía Nacional libera en Cuenca a seis víctimas en una operación que se salda con ocho detenidos por Trata de Seres Humanos.
La Policía Nacional libera en Cuenca a seis víctimas en una operación que se salda con ocho detenidos por Trata de Seres Humanos.
0

La Policía Nacional libera en Cuenca a seis víctimas en una operación que se salda con ocho detenidos por Trata de Seres Humanos.

434
0

ORDEN PÚBLICO |08-junio-2021.- Agentes de la Policía Nacional han llevado a cabo una operación contra la trata de seres humanos en la provincia de Cuenca, logrando la liberación de seis víctimas de Trata de Seres Humanos con fines de explotación sexual. Además han sido detenidas ocho personas en Cuenca (7) y Alicante (1) por su presunta pertenencia a organización criminal, entre otros delitos. La organización criminal captaba a sus víctimas en Paraguay y, una vez en España, les obligaba a ejercer la prostitución imponiéndoles el pago de la deuda que contraían con el pretexto de su traslado. 

Organización criminal

El entramado poseía una fuerte infraestructura y estaba conformado por personas provenientes de Paraguay, Rumanía y España que mantenían un perfecto reparto de papeles. El ámbito de actuación de la organización se localizaba en la provincia de Cuenca, donde las víctimas eran controladas y explotadas en el ejercicio de la prostitución prevaliéndose de su estado de necesidad.

La organización captaba a sus víctimas en Paraguay para, posteriormente, ser trasladadas en coche hasta Brasil donde cogían vuelo, con escala en Francia o Reino Unido, hasta las provincias de Valencia o de Madrid. Una vez en España, eran trasladadas en automóvil hasta Cuenca donde se les obligaba a prostituirse en las condiciones que ellos imponían. Con ello pretendían que cubrieran el pago de la deuda que habían adquirido con motivo de su viaje hasta España, y que ascendía a 1.500 euros aproximadamente.

Durante la investigación, los agentes detectaron que cada miembro del entramado se encargaba de un aspecto concreto de la actividad delictiva – captación, recepción y acogimiento- siendo su destino final de explotación en la localidad de Graja de Iniesta (Cuenca). Los investigadores estiman que la organización obtuvo unos 147.860 euros de beneficios durante el último año.

Investigación policial

La presente investigación se enmarca dentro del vigente Plan Policial Contra la Trata de Seres Humanos con Fines de Explotación Sexual, una lacra que tiene como víctimas principales a personas que son traídas a España mediante engaño, aprovechándose de su especial situación de vulnerabilidad y prometiéndoles trabajos dignos, pero finalmente son obligadas bajo amenazas al ejercicio de la prostitución. Asimismo, el operativo llevado a cabo en las provincias de Cuenca y Alicante, confirmó la existencia de la organización criminal.

La investigación culminó con seis víctimas liberadas de explotación sexual y ocho detenidos en la provincia de Cuenca (7) y Alicante (1), todos ellos por los presuntos delitos de pertenencia a Organización Criminal, Trata de Seres Humanos, relativos a la prostitución y contra los Derechos de los Ciudadanos Extranjeros. Además, tres de ellos fueron arrestados por Blanqueo de Capitales y dos por delito Contra la Salud Pública.

La Policía Nacional cuenta con la línea telefónica 900 10 50 90 y el correo trata@policia.es para facilitar la colaboración ciudadana y la denuncia, anónima y confidencial de este tipo de delitos, no quedando reflejada la llamada en la factura telefónica.

En la localidad de Orihuela (Alicante): La Policía Nacional ha detenido a tres personas por retener contra su voluntad a un menor huido de un Centro al que llegaron a apuñalar por la espalda para evitar que huyera.

Agentes de la Policía Nacional de la Comisaría de Orihuela han detenido a tres personas de nacionalidad española de 22 y 23 años acusados de los delitos de detención ilegal, lesiones, robo con violencia, extorsión, omisión del deber de socorro y omisión del deber de impedir o perseguir delitos por presuntamente haber retenido contra su voluntad a un menor de 16 años que se había escapado de un centro de menores llegando a agredirlo de gravedad dándole una puñalada por la espalda cuando intentó escapar.

Los responsables del Centro de acogida interpusieron una denuncia en la Comisaría de Orihuela alertando de que uno de los menores tutelados no había acudido a dormir al Centro, inmediatamente los agentes de la Unidad de Familia y Mujer de la Comisaría activaron el protocolo para la búsqueda del menor.

Cinco días más tarde el menor volvió al Centro herido de gravedad. Presentaba una herida de arma blanca en el costado que le había producido un neumotórax con un pulmón perforado, siendo trasladado al Hospital donde tuvo que ser intervenido quirúrgicamente.

Los Policías se desplazaron a ese hospital donde tomaron exploración al menor. Tras no volver al Centro el joven fue acogido por dos personas mayores de edad en un piso situado en el centro de la localidad de Orihuela, tras varios días en ese lugar uno de los detenidos le dijo que allí no iba a estar gratis y le amenazó para quitarle el móvil.

El menor intentó escapar del domicilio pero fue alcanzado en el descansillo  recibiendo una puñalada por la espalda para que no huyera, siendo arrastrado de nuevo a la casa. Una vez allí le sentaron en una silla y le ataron con cuerdas. En ese estado le dijeron que si quería ser liberado debía conseguir que algún familiar pagara 27.000 euros o debía matar a una persona residente en la localidad.La victima llegó a perder el conocimiento, siendo encerrado en una habitación de la vivienda, tras ser arrojado al suelo de la misma. La presión policial y de los responsables del centro que no cesaron en su empeño de localizar al desaparecido hizo que finalmente los agresores liberaran al joven.

Los agentes del Unidad Familia y Mujer de la Comisaría de Orihuela gracias a la indicaciones de la victima localizaron el domicilio donde este había estado retenido, estableciéndose un dispositivo policial especial en sus proximidades hasta que sus moradores volvieron al mismo siendo detenidos en ese momento. Los policías realizaron un registro en el domicilio localizando la navaja con la que presuntamente se produjo la agresión y otros indicios biológicos.

Los detenidos de nacionalidad española fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia de Orihuela, que decretó el ingreso en prisión del autor material de la agresión.

 

(434)