Inicio Reportajes La desaparición silenciosa del gorrión en nuestro entorno, es un indicador más de que nuestra calidad de vida empeora.
0

La desaparición silenciosa del gorrión en nuestro entorno, es un indicador más de que nuestra calidad de vida empeora.

915
0

30 millones de ejemplares de esta conocida especie, una quinta parte de su población total, han desaparecido en España en sólo una década, según el último balance realizado por la Sociedad Española de Ornitología. En ciudades como Londres, Bruselas, Amberes o Hamburgo los gorriones han desaparecido ya desde hace años.

Los pájaros en peligro.   Desde las últimas décadas del siglo XX, esta especie ha visto disminuir sus ejemplares año tras año, sobre todo, en las grandes capitales de Europa. Y éste es el caso de Berlín, París y Praga, en las que las poblaciones han disminuido de forma drástica.

En España esta popular especie, el gorrión común, está atravesando también ahora su peor etapa, porque, sólo durante la última década como se dice, la población de gorriones  ha sufrido un descenso del 21%, y esto supone la desaparición de 30 millones de ejemplares, según el balance realizado por la SEO, la Sociedad Española de Ornitología.

“Este declive es alarmante, pues de no cambiar esta tendencia podríamos encontrarnos muy pronto con unas ciudades sin gorriones; pero también resulta inquietante, porque es posible que los factores  causantes del declive puedan afectar también al resto de habitantes de las zonas urbanas”, asegura Beatriz Sánchez, coordinadora de la campaña Aves de Barrio de la SEO.

En San Fernando de Henares, año tras año, desaparecen los gorriones y aumentan las cotorras argentinas. 

El crecimiento de esta especie de cotorras, es exponencial: cada año una cotorra argentina, pone entre cuatro y cinco huevos cada primavera, los expertos temen que puedan aumentar en 20.000 ejemplares en un solo año. El aumento de estos animales ha contribuido a provocar una merma en otras colonias de aves. En los últimos 10 años, el número de gorriones se ha reducido más de un 9% en el entorno de corredor del Henares.

“Retirarlas no solo es conveniente, sino obligatorio. La cotorra está considerada una especie exótica invasora, origina importantes daños en la vegetación y puede ser transmisora de enfermedades para la fauna y el ser humano -la psitacosis, una infección que produce síntomas parecidos a la neumonía-”, insiste el experto. A eso hay que sumarle las molestias que ocasionan para los ciudadanos: ruidos y suciedad. “Ahora, además, se prohíbe la tenencia de estos pájaros. Ya no se puede comercializar ni importar”. Del Moral cree que el problema es tan grave que la ley ha debido obligar a toda la administración a eliminarlas. “La Comunidad de Madrid está obligada y no lo hace”.

Permiso para retirarlas.  

Esta obligatoriedad para eliminar aves exóticas invasoras aparece en un Real Decreto aprobado en 2013. La competencia recae sobre las comunidades autónomas, sin embargo, fuentes de la Consejería de Medio Ambiente madrileña explican que deben ser los Consistorios quienes localicen el problema y pidan permiso al Gobierno regional para eliminarlas. Por consiguiente en manos de los ayuntamientos está el poner soluciones y freno de forma urgente, a este grave problema.  

Una quinta parte de las especies de aves que existen en el mundo viven en ciudades y muchas de ellas están amenazadas, como el gorrión, además de por las aves invasoras, también por el uso masivo de insecticidas tóxicos, el aumento de la contaminación del aire, los elevados niveles de ruido o la reducción de las zonas donde pueden construir sus nidos.  

(915)