Inicio Noticias El Gobierno de Sánchez e Iglesias sufre su primera gran derrota parlamentaria con el superávit de los ayuntamientos.
El Gobierno de Sánchez e Iglesias sufre su primera gran derrota parlamentaria con el superávit de los ayuntamientos.
0

El Gobierno de Sánchez e Iglesias sufre su primera gran derrota parlamentaria con el superávit de los ayuntamientos.

677
0

Coslada/10/septiembre/2020.- El Congreso tumba la norma que el Gobierno de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, habían aprobado para utilizar los remanentes municipales,  al rechazar esta norma con su voto  toda la oposición liderada por el PP. Han sido 156 votos a favor, 193 en contra y cero abstenciones.

El PP  califica de “histórica” la derrota sufrida hoy por el ejecutivo.

Pablo Casado presidente del Partido Popular.

El Gobierno ha certificado hoy su primera derrota parlamentaria de la legislatura. La debilidad de la coalición en el Congreso de los Diputados se ha visualizado con la derogación del decreto del superávit de los ayuntamientos. Toda la oposición encabezada por los Populares, se ha unido en contra, haciendo suya la “rebelión de los alcaldes” y la norma solo ha contado con el apoyo de PSOE, Podemos y Teruel Existe (156 síes).

El Congreso manifiesta así, con esta votación, el rechazo compartido por muchos ayuntamientos tanto del PP como del PSOE a la cesión voluntaria del superávit al Estado. Incluso el PNV, habitual apoyo del Ejecutivo, se ha mostrado contrario a la misma.

En cambio, no ocurrió lo mismo en Coslada:

En el pleno ordinaro celebrado el pasado martes 8 de septiembre, el tripartito que gobierna el municipio-PSOE, Podemos y Más Madridrechazaron con sus votos, la moción presentada por el Grupo municipal Popular,  en la que se instaba al Gobierno de España a no apropiarse de los recursos de las Entidades Locales.

Ver o descargar en PDF el Texto de la Moción que el PP de Coslada presentó al Pleno-

“El Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, pretende que tanto los Ayuntamientos como las Diputaciones entreguen en su totalidad los ahorros que han generado durante los últimos ocho años, de los cuales tan solo un tercio se quedará en las entidades locales. Dicha tercera parte, exclusivamente podrá dedicarse a las actuaciones que previamente haya definido el Gobierno de la Nación.

Nos encontramos ante un hecho muy grave, que además se acrecienta con el chantaje que pretende el gobierno social-comunista de Sánchez, ya que el dinero incautado se podrá devolver a lo largo de quince años, y las entidades locales no tendrán derecho a realizar ninguna actuación solicitada al Gobierno si previamente no han dado “voluntariamente” el dinero del remanente.

Estamos ante una absoluta tomadura de pelo de la cual el Tripartito tiene pensado asumir, como han demostrado con sus intervenciones y su voto en contra a la moción Popular, dejando los ahorros de los vecinos en la más completa indefensión, y plegándose a los deseos de Pedro Sánchez.

Coslada tiene actualmente un remanente de alrededor de ocho millones de euros, dos de ellos pertenecen a activos líquidos que dedicarían a sufragar la “fiesta” de Pedro Sánchez con sus socios de gobierno. Desde el Grupo Popular estamos radicalmente en contra de que el Gobierno de la Nación expropie los ahorros de todos los vecinos como complemento para sufragar su propia agenda política.

El Presidente y Portavoz Popular de Coslada, Francisco Becerra.

En palabras del Presidente de los Populares cosladeños, Francisco J. Becerra: “Con su cobarde postura, el Equipo de Gobierno del tripartito,  ha evitado comprometerse a rechazar cualquier medida que evite que el gobierno de España se apropie de los ahorros acumulados por los vecinos de los municipios españoles y en especial los de Coslada. El compromiso del Ayuntamiento debe ser hacia los ciudadanos, defendiendo la autonomía que las leyes otorgan a las entidades locales para la gestión de sus recursos.”

“Una vez más, el Tripartito de Coslada(PSOE+PODEMOS y MÁS MADRID) da la espalda a los vecinos para dedicar su esfuerzo en defender intereses que no se corresponden con las necesidades de la ciudad”. concluye Becerra.

(677)