Inicio Noticias Opinión.- de la Asociación Civico-Cultural El Molino de San Fernando: LA IZQUIERDA OBSECUENTE (III)
Opinión.- de la  Asociación Civico-Cultural El Molino de San Fernando: LA IZQUIERDA OBSECUENTE (III)
0

Opinión.- de la Asociación Civico-Cultural El Molino de San Fernando: LA IZQUIERDA OBSECUENTE (III)

835
0

Publicación del lunes 7 de enero-2019, de la  Asociación Civico-Cultural El Molino de San Fernando:  LA IZQUIERDA OBSECUENTE (III)  PODEMOS/IGLESIAS: FASCINADOS POR LOS SEPARATISTAS.  IU/GARZÓN: EN PEREGRINACIÓN Y ABDUCIDOS POR ALGUIEN QUE TIENE ESCRITOS PÁRRAFOS XENÓFOBOS CONTRA LOS ESPAÑOLES.  PSOE/SÁNCHEZ: ¿”DESINFLAMANDO” A QUIEN TIENE ESCRITOS TEXTOS RACISTAS CONTRA LOS ESPAÑOLES? ¿QUO VADIS PSOE?

EL VOTANTE OBNUBILADO.  CUANDO EN NOVIEMBRE DE 1986, EL PLENARIO DE JUECES LA AUDIENCIA PROVINCIAL DE BARCELONA DECIDIÓ RECHAZAR LA QUERELLA DE LOS FISCALES MENA Y VILLAREJO CONTRA EL MOLT HONORABLE PRESIDENTE DE LA GENERALITAT JORDI PUJOL  POR LA QUIEBRA DE BANCA CATALANA, SE PUSO LA PRIMERA PIEDRA DE LA IMPUNIDAD DE LA DELINCUENCIA POLÍTICA. Y EL ENTONCES GOBIERNO DEL PSOE DE FELIPE GONZÁLEZ RESPIRÓ ALIVIADO. FUE LA CONSTATACIÓN POR PARTE DE LOS NACIONALISTAS DE QUE LA INTIMIDACIÓN AL ESTADO FUNCIONABA. Y FUE TAMBIÉN LA PRIMERA GRAN CONCESIÓN Y LA PRIMERA GRAN VICTORIA DEL NACIONALISMO CATALÁN. A PARTIR DE AQUÍ NADA FUE IGUAL. MUCHOS AÑOS DESPUÉS HEMOS SABIDO QUE EL MOLT HONRABLE TUVO (Y TIENE) GRANDES DEPÓSITOS DE DINERO EN PARAÍSOS FISCALES DURANTE TREINTA Y CUATRO AÑOS, Y QUE NO HA REGULARIZADO CON HACIENDA POR “FALTA DE TIEMPO”. A ESTE TIPO LO HAN VOTADO LOS CATALANES Y FUE SU PRESIDENTE DURANTE VEINTITRÉS AÑOS. INCLUSO FUE PROCLAMADO ESPAÑOL DEL AÑO POR EL DIARIO ABC POR AQUELLAS FECHAS. EL PAPEL DE LA PRENSA EN ESTE CASO FUE BIEN CÓMPLICE Y ELOCUENTE TAMBIÉN: CALLARON TODOS COMO MUERTOS AUNQUE HOY SE RASGAN LAS VESTIDURAS. AQUELLOS POLVOS HAN TRAÍDO ESTOS LODOS DE AHORA.  EL LEGADO DE DALI: TODO UN EJEMPLO DE LA IZQUIERDA OBSECUENTE.

Para aquellos que quieran y tenga interés en conocer de primera mano uno de esos episodios de la obsecuencia de la izquierda para con el nacionalismo ultra, es recomendable que lean el libro de Jorge SEMPRÚN “Federico Sánchez se despide de ustedes”. SEMPRÚN fue ministro del gobierno del Felipe GONZÁLEZ entre 1988 y 1991 y este libro está “dedicado” al entonces vicepresidente Alfonso GUERRA, con quien ajusta cuentas en lo que ya es una tradición en él como ya hizo con CARRILLO y el PCE, del que fue expulsado en 1964, con su premiado libro de Planeta “Autobigrafía de Federico Sánchez” en los años ochenta.

Relata SEMPRÚN en uno de sus capítulos, cómo negoció como ministro de Cultura con  PUJOL el reparto del legado de Dalí, quien lo había dejado en su testamento íntegramente al Estado. Cuando en enero de 1989, siendo pues él ministro, murió el genio de Cadaqués, se supo que Jordi PUJOL, entonces presidente de la Generalitat, mandó un notario de guardia al hospital donde Dalí permanecía en la UVI inconsciente, con el fin de conseguir que cambiara su testamento para que su legado fuera dejado íntegramente a la Generalitat y no al Estado. Pero Dalí murió y el testamento, sin modificar pues, fue abierto y leído: todo su legado artístico era, según su voluntad, para el Estado y ni una sola concesión a la Generalitat.

Inmediatamente PUJOL, que consideraba que no debía permitir que su figura artística más universal en vida perpetrara semejante afrenta a Cataluña (siempre la misma absurda encarnación), se puso en contacto con el ministro de Cultura y pactó con él el reparto del legado: 50 % para el Estado y el otro 50 % para la Generalitat. De esta forma pactaron pues retorcer e incumplir el testamento de Salvador DALÍ mediante un reparto político.

El libro se lo dedica a Alfonso GUERRA y no precisamente para elogiarlo, pues lo considera no solo el responsable de su salida del gobierno en 1991 sino algo así como el representante de la izquierda pacata, provinciana y populista del PSOE. Aprovecha pues el librito para ridiculizar al entonces vicepresidente y, entre otras cuestiones, pone como ejemplo su comportamiento en este asunto del legado de Dalí.

Dicho sea también que solo conocemos una somera pero irónica réplica del ex vicepresidente GUERRA a tan ingrato alegato de SEMPRÚN contra él, a través de un breve comentario en unas de sus memorias. Afirma el que fuera temido vicepresidente y vicesecretario del PSOE, que de SEMPRÚN solo recuerda que interviniera en el consejo de ministros para defender los intereses de PRISA y Canal +, la editora de El País y del canal de tv del mismo nombre.

SEMPRÚN sostiene que GUERRA era un bluff y que su fama de terror de los ministros era una leyenda propagada por el propio interesado que sin embargo con él no le funcionó.  Y por eso lleva al libro el asunto del legado de Dalí como ejemplo. Así, enterado GUERRA por la prensa en ese día del reparto del legado de Dalí con Pujol, llamó el vicepresidente al ministro por teléfono previo paso por una de sus secretarias, atemorizada la pobre según SEMPRÚN por el pavor que el vice imponía a secretarias y subsecretarios – siempre según narra en el libro, claro está – le espetó nada más se puso al auricular:

– Qué, ¿ya nos hemos bajado otra vez los pantalones con los nacionalistas?

A lo que, según SEMPRÚN, le contestó con adecuada réplica desdeñosa y poco menos que mandándolo a la mierda. Desde luego, el ya ex ministro cuando escribió el libro presenta este asunto del reparto del legado de Dalí y su encontronazo con GUERRA, como la expresión moderna y tolerante de un gobernante responsable para con unos nacionalistas que él debía considerar ingenuamente como leales al Estado. Frente una casposa e intransigente concepción del nacionalismo español producto de un prejuicio alicorto y aldeano de quien, como GUERRA, compartía ultranacionalismo españolista, frente a su cosmopolita visión de Estado. Es decir, el eterno autoengaño de la izquierda obsecuente.

Ciertamente no es posible encontrar ni siquiera hoy día a algún dirigente del PSOE que pretenda criticar siquiera sea someramente a alguno de los suyos por su complicidad con los separatistas, sin que haga una excurso previamente manifestando su rechazo a los extremistas españolistas, como haciéndose perdonar por los suyos no vayan a confundirlo. Es tal el síndrome de Estocolmo de la izquierda española.

Esta cuestión del legado de Dalí y la chunga concesión al nacionalismo catalán (sirve igual para el vasco) hasta el extremo de traicionar e incumplir la voluntad de Dalí, explicado por un representante intelectual de la izquierda obsecuente como SEMPRÚN y aprovechado también para distinguirse de la que él considera la otra izquierda nacionalista española, ofrece muy bien el ejemplo de una izquierda con un inexplicable síndrome de fascinación por los nacionalistas, sin que sea posible entender bien de dónde proviene tanta obsequiosidad con quienes, al fin y al cabo, no defienden otra cosa que la separación; la segregación e incluso hoy ya sin caretas ni disimulo, el apartheid en Cataluña, con una secuela que debería de ser inaceptable para la izquierda: la independencia de los ricos.

 

LA IZQUIERDA DESNORTADA

(QUE NO SE ENTERA DE LO QUE ESTÁ PASANDO)  Félix OVEJERO, profesor de economía de la Universidad de Barcelona, tiene escritos y publicados un buen montón de libros. Es lo que puede considerarse un intelectual de izquierdas. De todos ellos, es digno de destacar este de arriba más reciente titulado certeramente “La deriva reaccionaria de la izquierda”. Particularmente brillantes son los capítulos precisamente destinados a denunciar la incompresible complicidad y fascinación de la izquierda española para con el nacionalismo identitario catalán o vasco. Y con clarividente exposición reprocha veleidades de quienes, abducidos por las teorías de tender puentes para encajes imposibles, ha derivado hacia una suerte de izquierda unidemensional y enajenada a la deriva, incapaz de explicar al mismo tiempo su concepción de la solidaridad, con las cesiones centrífugas a separatistas y demás ralea. La izquierda tiene pues un cacao formidable con este asunto (y con otros, el libro los denuncia), y desde luego es incapaz de formular solución alguna a esta aporía ideológica sin hacer que salten por los aires todos los principios históricos en los que, se supone, se basaba y se basa la izquierda. Y como no tiene respuesta ni tampoco mucho interés en hacer visible su falta de coraje para con estos delirios separatistas, prefiere refugiarse en el argumento más inapelable e inane: dialoguemos. Es decir, practiquemos un diálogo asimétrico donde solo cabe dialogar acerca de cómo el Estado ha de acceder y ceder ante los que nada tienen que perder y mucho que ganar en el envite: los separatistas.

Es muy recomendable (y saludable) que haya intelectuales (aunque sinceramente hay pocos) que se alcen contra este estado de cosas en que se halla la izquierda española, incapaz de ver ante sus narices el profundo error con el que cabalgan. Porque seriamente, ¿qué puede compartir un votante de izquierdas del PSOE o de PODEMOS de Castilla y León, Extremadura o Andalucía, por poner un ejemplo, con los partidos homónimos catalanes o vascos, si accedieran a conceder cualquier privilegio más incluida la independencia a las regiones más ricas del Estado?

NO SE LO PIERDAN PARA AQUELLOS QUE TENGAN DUDAS O PEREZAS

Hoy, en el diario El Mundo, tiene este mismo autor un brillante y esclarecedor artículo de opinión sobre este asunto. Recomendamos su imprescindible lectura en este enlace de abajo especialmente a los votantes perplejos de la izquierda:

https://www.elmundo.es/opinion/2019/01/07/5c320cd7fc6c83723a8b457a.html SI SE PUEDE Y SE DEBE – Félix Ovejero. El Mundo

ASOCIACIÓN CÍVICO CULTURAL EL MOLINO DE SAN FERNANDO- Nº REG. CAM 15.548

 

 

(835)