Inicio Noticias Opiniones Caso Plaza de España: La Asociación C. C. El molino desvela que el Alcalde de San Fernando de Henares “tiene un plan secreto”.
Caso Plaza de España:  La Asociación C. C. El molino desvela que el Alcalde de San Fernando de Henares “tiene un plan secreto”.
0

Caso Plaza de España: La Asociación C. C. El molino desvela que el Alcalde de San Fernando de Henares “tiene un plan secreto”.

993
0

San Fernando de Henares.- 10/septiembre/2020.En la Asociación C. C. El Molino, creen que el alcalde Corpa, tiene “un plan secreto” para el Caso Plaza de España, que como es sabido,  la renovación de esta emblemática Plaza del municipio y su nefasta gestión llevada a cabo durante los mandato de los gobiernos municipales de IU y PSOE, o de IU apoyados por los socialistas, ha sido el principal causante de la ruina económica que sufre el ayuntamiento, que le sitúa entre uno de los  ayuntamientos más endeudados de España, en relación deuda- número de habitantes).

Al final del artículo que les reproducimos a continuación, también esta Asociación Cívico Cultural El Molino, anuncia lo siguiente:
“Naturalmente señor alcalde nos veremos las caras en los tribunales con este asunto porque ya está bien de tanto abuso. Ahí lo emplazaremos y lo citaremos a usted para que explique cómo, cuándo y mediante qué acuerdo ha delegado usted en este señor capacidad alguna para dictar resoluciones, y acordar de paso admitir o inadmitir reclamaciones de los ciudadanos que solo a usted (a sus concejales con delegación) corresponde acordar. Nos vemos pues en el juzgado”.

CASO PLAZA DE ESPAÑA: EL ALCALDE TIENE UN PLAN (SECRETO)

                                                          CASO PLAZA DE ESPAÑA Y EL GRAN SECRETO DEL ALCALDE

***
Cuando el hoy alcalde CORPA estaba en la oposición como portavoz del grupo municipal socialista, no pasaba semana alguna en que dejara de tocar a arrebato para exigir, siempre exigir, a la entonces alcaldesa CATALINA, la urgente e inmediata convocatoria de la malograda comisión especial sobre Plaza de España para que fuera informado al respecto. Daba igual de lo que se tratara, él era así de exigente cuando estaba en la oposición. Ahora que está en el gobierno municipal y como alcalde además, no solo no convoca a esa comisión especial sino que tampoco informa de sus planes porque son secretos. Y es que, ciertamente, el alcalde CORPA tiene un plan para el caso plaza de España solo que es alto secreto de Estado. Es decir, solo lo conocen él y dos o tres personas más de su círculo rojo. 
 
Así funciona quien bramaba cuando estaba en la oposición por la falta de transparencia del entonces equipo de gobierno, para ahora que él está en el machito comportarse como la peor época del periclitado oscurantismo municipal: guardar secreto de sus planes con el caso plaza de España y de sus cuitas con el administrador concursal y con Bankia. El más absoluto mutismo tras un velo de penumbra. 
 
Claro que buena culpa de esto la tiene precisamente una oposición dividida y desaparecida en combate, que ha desistido ya de dar batalla alguna exigiendo al alcalde que cuente la verdad de sus “negociaciones” en las que hay también un acompañante misterioso y desconocido que solo está a la espera de que el Ayuntamiento le haga el trabajo sucio. Vamos, un “Trinitario Casanova” cualquiera que venga y ponga la pasta para cubrir las vergüenzas de una equipo de gobierno que ha sido incapaz de afrontar este asunto con valentía y decisión, para caer en la mismo viciado camino ya transitado por sus antecesores: esperar a que un tiburón en forma de fondo buitre o depredador inversor le resuelva la papeleta. 

Así, una vez atado el secreto acuerdo que no quiere revelar, presentarlo solo cuando lo tenga asegurado como la gran solución que solo a él se le ha ocurrido para este lamentable caso que viene causando el más grave agujero económico que ningún Ayuntamiento haya sufrido en sus cuentas públicas.
 
Todo esto nos lo barruntamos porque el Ayuntamiento y particularmente su concejalía de Juventud, Deportes y Desarrollo Sostenible (que tendrá que ver el deporte y la juventud con el urbanismo), ha contratado los servicios de una tasadora en el mes de junio con objeto de tasar los inmuebles de la plaza de España. 

Y claro, surge la inevitable pregunta: ¿qué hace el Ayuntamiento tasando unos inmuebles que no le pertenecen y no son pues de su propiedad si no es con anuencia de Bankia y el administrador concursal? Pues blanco y en botella: están haciendo cuentas para llegar a algún  acuerdo con algún mirlo blanco avalado por ambos socios de ocasión (quién ha visto y quién lo ve al alcalde CORPA. De pedir empurar al administrador y al juez de lo mercantil a plegarse a sus designios) y, tras la bendición de ambos y la aceptación de comprador fantasma, aquí paz y después gloria.
 
Así pues, el alcalde CORPA tiene un plan pero muy secreto porque no quiere soltar prenda ahora que ya es el que manda, y porque tiene enfrente una patulea de partidos en la oposición ocupados en mociones y mas mociones para arreglar el mundo, pero que han desertado de hacerle oposición a estas graves cuestiones locales porque los tiene neutralizados por simple consunción. Ni están ni se les espera a ninguno.

Sin embargo, en ese asunto de plaza de España todo el mundo parece haber olvidado lo principal: a) que ningún mirlo blanco se llame como se llame da duros a peseta, y b) que eso requiere seguridad jurídica y tampoco están los tiempos como para comprar líos judiciales. 

Y si el caso el caso plaza de España es algo, entre otras cosas, es eso, un formidable lío judicial con pleitos por todas partes que el alcalde CORPA y sus asesores aúlicos han decidido ignorar para tratar de conseguir la cuadratura del círculo de este caso que parece tener una maldición porque nadie, ningún equipo de gobierno de los que han pasado desde 2014 para acá (tres al menos de distinto signo político además), han entendido nada del tremendo embrollo montado y que, lo que es peor, tampoco se plantean estudiarlo si se le ofrecen atajos sedicentemente legales. 

En definitiva, que no han entendido para nada este problema y mucho menos se han molestado en buscar una solución, la única viable, de tomar el toro por los cuernos e intervenir directamente desde el Ayuntamiento la actuación utilizando los resortes legales que le ofrece la Ley de Suelo. Van directos a lo fácil, rápido y expeditivo: aceptar un trampantojo y presentarlo aceptando pulpo como animal de compañía. El equipo de gobierno ha claudicado y renunciado a defender los intereses municipales para entregarle a un particular un negocio porque eso es lo fácil y así se lo piden por cierto sus asesores aúlicos.

Pues nada alcalde CORPA, adelante con los faroles y siga con su secreto. Pero no diga luego que no fue advertido de que el camino elegido es, cuando menos, muy arriesgado. Ya tendrá ocasión de comprobarlo. 


UN CONCEJAL (EN LA SOMBRA) ANDA SUELTO
La verdad es que creíamos haberlo visto todo en este Ayuntamiento pero no, aún podemos asombrarnos más cada día al comprobar que nuestras más críticas expectativas se superan día tras día. 
 
Ya advertíamos en alguna entrada anterior que mucho nos temíamos que los llamados cargos de confianza, no eran otra cosa que concejales en la sombra y así hemos podido comprobarlo en apenas un año de mandato. Pero, lo que no podíamos sospechar, es que también hubieran cogido el gusto a ese mismo funcionamiento por parte de técnicos juristas al parecer adscritos a la asesoría jurídica con capacidad para, nada menos, que dictar resoluciones ellos solitos. Aquí arriba tienen la prueba y nos consta que hay más. 
 
Anda pues por ahí un concejal suelto y desatado dictando resoluciones y al que, al parecer, nadie ha nombrado ni delegado nada y mucho menos nadie ha votado. He aquí un letrado de la asesoría jurídica dictando resoluciones como si fuera un concejal o el mismísimo alcalde. Ver para creer.
 
Y nosotros preguntamos al alcalde: señor CORPA, ¿pueden usted indicarnos cuándo ha delegado usted facultades para resolver a este señor letrado? ¿Lo ha hecho mediante un decreto acaso y no nos hemos enterado? ¿De verdad cree usted que este señor puede dictar resolución alguna y disponer así acerca de cuestiones que los ciudadanos le plantean a usted porque para eso es el órgano ejecutivo que solo puede delegar esas funciones en los concejales o en la Junta de Gobierno, pero en absoluto en alguien que no es ni una cosa ni la otra por muy letrado que sea? ¿Conoce usted que este señor anda por ahí resolviendo asuntos por usted en reclamaciones que los ciudadanos le dirigen como alcalde y por lo tanto solo a usted corresponde resolver? Y si lo sabe, ¿de verdad cree usted que este señor tiene capacidad alguna para resolver y poner así fin a la vía administrativa en expedientes administrativos y suplantarle en su propia e indelegable capacidad para adoptar resoluciones al margen de órgano legalmente habilitado para ello? ¿De verdad cree usted que este señor tiene capacidad legal alguna para ordenar el archivo de una petición formulada y dirigida a usted y que solo a usted (o un concejal o la Junta de Gobierno o el Pleno en su caso) le compete resolver?
 
Lo dicho, un concejal autonombrado anda suelto por este Ayuntamiento tomando decisiones y resolviendo asuntos sin que nadie le haya delegado nada. Es lo que nos faltaba por ver. Y aunque sospechábamos que la mayoría de los cargos de confianza iban a funcionar como auténticos concejales en la sombra y así se ha confirmado, lo que no podíamos sospechar es que en este Ayuntamiento las facultades de resolver fueran también invadidas por otros cuerpos administrativos a los que ninguna norma legal les atribuye tamaña competencia. Entre otras cosas, porque si eso fuera así, entonces sobran los concejales que elegimos.
Naturalmente señor alcalde nos veremos las caras en los tribunales con este asunto porque ya está bien de tanto abuso. Ahí lo emplazaremos y lo citaremos a usted para que explique cómo, cuándo y mediante qué acuerdo ha delegado usted en este señor capacidad alguna para dictar resoluciones, y acordar de paso admitir o inadmitir reclamaciones de los ciudadanos que solo a usted (a sus concejales con delegación) corresponde acordar. Nos vemos pues en el juzgado.
____________________________________________________________

(993)