Inicio SAN FERNANDO Asoc. C.C. El Molino: Crónica Urgente de Juzgados sobre el caso Plaza de España.
Asoc. C.C. El Molino: Crónica Urgente de Juzgados sobre el caso Plaza de España.
0

Asoc. C.C. El Molino: Crónica Urgente de Juzgados sobre el caso Plaza de España.

818
0

San Fernando de Henares| sábado 24/octubre/2020 .-  Última publicación de la Asociación C.C. El Molino sobre el Caso Plaza de España:

CASO PLAZA DE ESPAÑA: CRÓNICA URGENTE DE JUZGADOS

 CASO PLAZA DE ESPAÑA: EL ALCALDE CORPA AL BORDE DE LA IMPUTACIÓN

***
Un reciente Auto de la sección 7 de la Audiencia Provincial dictado el pasado día 30 de septiembre, deja al alcalde CORPA al borde mismo de la imputación por el caso plaza de España. Dicho Auto revoca otros dos del Juzgado 5 Coslada donde se lleva el caso plaza de España a resultas de unas denuncias presentadas por nuestra asociación en 2011, y ordena al Juzgado acumular otras denuncias a la causa principal o, en su defecto, continuar otras diligencias abiertas en las que se investiga la responsabilidad de las Juntas de Gobierno Local de 2009 y 2011, a resultas de la tramitación y aprobación del famoso Proyecto de Reparcelación de la UE-1 de la plaza de España. 
 
Juntas de Gobierno de las que formó parte el actual alcalde CORPA en 2009 y en dos de cuyas sesiones votó a favor, junto al resto de los miembros de la Junta a los que también les afectarían estas actuaciones que ahora la Audiencia Provincial ordena continuar investigando, por la aprobación del referido Proyecto de Reparcelación. La resolución de la Audiencia Provincial es tajante y terminante, dando al señor Juez del Juzgado 5 dos alternativas sobre las que deberá decidir en los próximos días. En ambos casos es inevitable que el actual alcalde CORPA así como quienes fueron sus compañeros de la Junta de Gobierno Local entonces, sean llamados como investigados por presuntos delitos de prevaricación y contra la ordenación del territorio por la aprobación del Proyecto de Reparcelación de le UE – 1, en las condiciones en que se hizo por las diferentes Juntas de Gobierno que lo aprobaron en 2009 y 2011.

Aquí vemos al entonces concejal de cultura y teniente de alcalde CORPA y por lo tanto miembro de la Junta de Gobierno Local entre 2007 a 2011, visitando las obras de plaza de España. Con frecuencia manifiesta el alcalde, que él no sabía nada de las irregularidades urbanísticas de esta actuación, endosando la responsabilidad al resto de sus compañeros del equipo de gobierno. Desconocimiento que a la vista de la fotografía no puede reputarse como cierto en absoluto. 

LA CRÓNICA DE ESTE FORMIDABLE EMBROLLO URBANÍSTICO QUE PUEDE ACABAR CON LOS MIEMBROS DE LAS JUNTAS DE GOBIERNO LOCAL DE ENTONCES EN EL BANQUILLO

***

LA INSÓLITA PERIPECIA DE UN PROYECTO DE REPARCELACIÓN ABERRANTE

Todo comenzó cuando el día 6 de julio de 2009 se reunía el consejo de administración de la entonces Caja Madrid presidido por BLESA, con objeto de autorizar un préstamo al promotor a una empresa mixta constituida por el Ayuntamiento de San Fernando de Henares y los afectados por la actuación UE-1, denominada PLAZA DE ESPAÑA SAN FERNANDO SL. Y cuya constitución tenía por objeto acometer esta actuación por el sistema de expropiación. Estas covenants o condiciones eran las siguientes entre otras:

a) la presentación de un Proyecto de Reparcelación debidamente aprobado por el Ayuntamiento y registrado en el Registro de la Propiedad. Y

b) la presentación también de la correspondiente licencia de obras definitiva debidamente autorizada por el Ayuntamiento. Ambas cuestiones fueron rápidamente atendidas en apenas dos meses, pero veamos cómo se hizo y el porqué de tanta prisa. 

El consejo de administración de Caja Madrid autorizó pues el préstamo por importe de 54 millones de euros. Sin  embargo, impuso como se dice algunos covenants (condicionalidades) que los entonces administradores de PESF que a su vez eran casi todos miembros de la corporación municipal, se apresuraron a cumplir urgidos por la necesidad de disponer del dinero ya que la sociedad carecía totalmente de recurso propios al formar su capital con aportaciones no dinerarias todas ellas.

Y, para cumplir a la mayor urgencia con las condicionalidades impuestas por Caja Madrid para disponer del dinero, nada mejor que la total complicidad de la entonces Junta de Gobierno Local, cuyos miembros, todos ellos tenientes del alcalde como era entonces el caso del actual alcalde CORPA, asistieron y votaron en las sesiones de 3 y 29 de julio de 2009 sin poner objeción alguna al Proyecto de Reparcelación ni tampoco hacerse pregunta alguna sobre el mismo. El voto unánime a piñón fijo pues.

La Junta de Gobierno Local así como el consejo de administración de PESF estaban íntimamente relacionados, pues no en vano más de la mitad de los primeros eran a su vez administradores de la segunda incluida su secretaria como puede verse en esquema de arriba.

Lo anterior no fue óbice para que aprobaran por unanimidad el famoso Proyecto de Reparcelación de la UE-1 en las aberrantes condiciones que se comentan más abajo, y que es la razón por la que se está investigando todo esto en varias diligencias penales abiertas. Entre otras cosas, la Junta de Gobierno acordó  no someter dicho Proyecto al trámite de información pública, incumpliendo así lo que dispone la legislación urbanística. 

Esta omisión que es trascedente para la validez del Proyecto, tenía por objeto fundamentalmente ganar el máximo tiempo posible para así poder disponer del dinero de los préstamos ya autorizados por Caja Madrid. Cosa que efectivamente sucedió apenas un mes después en septiembre de 2009. El círculo rojo inaccesible del esquema de arriba formado por la complicidad entre los miembros del consejo de PESF y los de la Junta de Gobierno, fue el mejor caldo de cultivo de esta incomprensible alcaldada que puede acabar con la imputación de todos sus miembros.

Otra de las cuestiones insólitas es que el famoso Proyecto de Reparcelación de la UE-1 no iba firmado por nadie, tal y como se desprende de un ejemplar testimoniado por el señor notario que elevó a públicos los acuerdos de la Junta el 14 de septiembre de 2009. Y es que, efectivamente, el documento en cuestión no lo firmaron sus autores y, además, utilizaron planos que en realidad pertenecen al proyecto de edificación, a los que le han añadido reescribiendo REPARCELACIÓN PLAZA DE ESPAÑA. Ver el detalle de lo circulado en rojo.
 
Y, ¿por qué razón las autoras o autores del Proyecto de Reparcelación de la UE-1 que los miembros de la Junta de Gobierno aprobaron en julio de 2009, no firmaron los documentos del Proyecto? Pues porque en realidad fue confeccionado por funcionarios municipales. Esta es la razón. Omisión de firma de sus autores o autoras que, sin embargo, no llamó la atención de ninguno de los asistentes a las Juntas de Gobierno. Por otra parte, la tramitación de este Proyecto duró solamente tres días, lo cual indica que todos sabían y conocían la razón de tanta urgencia y el interés municipal en el Proyecto. 

Otra insólita cuestiones es que el Proyecto de marras fue “presentado” al Ayuntamiento por los entonces administradores de WOODMAN SL (en la foto de arriba uno de sus administradores firmante del escrito en nombre de PESF), pero no fue pasado por el Registro General sino entregado en mano. En realidad, todo era pura simulación, pues todo el mundo sabía que el Proyecto se había confeccionado por funcionarios municipales aunque se simuló como que se hacía entrega del mismo por parte de los gerentes de PESF, con el solo objeto de evitar que el entonces concejal de urbanismo y consejero delegado de la empresa, incurriera en un clamoroso caso de conflicto de intereses. Estos hechos no han pasado desapercibidos para el juez que instruye el caso.

DOS DE LAS ABERRACIONES MÁS CLAMOROSAS QUE CONTIENE EL PROYECTO DE REPARCELACIÓN

He aquí dos planos de 1865 levantados precisamente para la desamortización del Real Sitio de San Fernando de acuerdo con la ley de mayo del mismo año, en el que puede apreciarse el parcelario de lo que luego serían las fincas objeto de los lotes para las subastas de la amortización. Y, en rojo, el parcelario correspondiente a las viviendas construidas entre 1746 y 1756. Es decir, con las edificaciones de la plaza de España cuya estructura, salvo un par de parcelas, se conservaba en 2009 exactamente igual que en 1865.

Por esa razón, el PGOU protege ese parcelario aunque solo circunscribiendo su protección al  de las edificaciones históricas, prohibiendo su agrupación y/o segregación a efectos registrales como puede verse por la normativa para el Catálogo de edificios protegidos del PGOU.
Sin embargo, tras la aprobación del Proyecto de Reparcelación, solo quedaron dos fincas sobre la rasante. Es decir, todo el parcelario histórico fue literalmente arrasado quedando agrupada la propia plaza de España a la finca 31.183 de la zona norte en azul.
Y la otra gran aberración del Proyecto de Reparcelación es que, según su documentación, al Ayuntamiento no se la hace ninguna cesión de las obligatorias (plazas, jardines, parques públicos, etc.). Como lo leen. Ni una sola cesión, todo se adjudicó a la empresa PESF incluida la plaza de España. Por esa razón aparece hoy día la plaza a nombre de la mercantil. 
 
Hay que decir que, ingenuamente, al actual alcalde CORPA le han hecho creer que toda esta operación de equidistribución derivada del Proyecto de Reparcelación que él voto en estos mismo términos en dos sesiones de la Junta de Gobierno, en realidad se trata de una parcelación y no de una reparcelación. Y ello con el solo objeto de eludir la obligación del trámite de información pública. Craso error, porque si eso fuera así, como le han susurrado al oído al alcalde CORPA, el asunto sería más grave por cuanto que las parcelaciones están precisamente prohibidas por la ley de suelo en este tipo ámbitos sistemáticos por razones elementales.
Y he aquí las disposiciones legales que el aberrante Proyecto de Reparcelación de la UE-1 aprobado por los asistentes a las Juntas de Gobierno Local de 3 de julio de 2009, y por lo tanto también por el voto favorable del alcalde CORPA, fueron totalmente incumplidas: los artículos 29 y 46 del Reglamento de Gestión Urbanística (entre otras) que establecen de manera clara y sin dudas, cuáles son las cesiones obligatorias que hay que hacer al Ayuntamiento mediante los Proyectos de Compensación y/o de Reparcelación: las plazas, los parques públicos, los viales, etc. Como se dice, ninguna de estas cesiones obligatorias fue hecha en el Proyecto de Reparcelación de la UE- 1 aprobado por la Junta de Gobierno Local de 3 de julio de 2009, a la que asistió  y votó favorablemente el alcalde CORPA.
 
Finalmente hay que decir que este Proyecto de Reparcelación no contó con informe técnico alguno ni tampoco fue sometido al dictamen vinculante de la Dirección General de Patrimonio Histórico, sino que se le ocultó su existencia.
 
HACER DESAPARECER LAS PRUEBAS
Y, para que a este asunto no le falte de nada, durante los cambios de alcalde en marzo de 2013 sucedieron hechos no esclarecidos que indican que, utilizando la puerta de emergencia del edificio municipal y fuera de las horas de trabajo, fueron extraídos numerosos expedientes del Área de Urbanismo y de la sociedad mercantil PESF. 
 
Estos hechos fueron denunciados por entonces por un abogado adscrito al Área, si bien luego fue archivado en 2015. No obstante lo cual y tras una denuncia nuestra por la desaparición de los expedientes administrativos de las tres sesiones de la Junta de Gobierno de 2009 y 2011, ha sido de nuevo reabierto este caso dando lugar a unas nuevas diligencias judiciales por infidelidad en la custodia de documentos. Los imputados y testigos están citados para comparecencia a finales de noviembre del presente año. 
 
Informaremos oportunamente de este asunto que apunta a que, los autores de las aberraciones descritas del Proyecto de Reparcelación, trataron de no dejar huellas haciendo desaparecer de los archivos municipales los expedientes que los incriminarían, a sabiendas ya entonces que había abiertas diferentes investigaciones judiciales. Todo muy edificante como se ve pero que conduce a que alguien, con muy mala conciencia, se dedicó a eliminar pruebas. En este Ayuntamiento, como se dice, desgraciadamente pasan estas cosas con demasiada frecuencia. Los jueces y fiscales tienen la palabra pues y la obligación de esclarecer estos hechos y sentar en el banquillo a sus autores.
::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

(818)