Inicio Noticias Torrejón: El Open Sky contará con una tirolina que atravesará un inmenso lago.
Torrejón: El Open Sky contará con una tirolina que atravesará un inmenso lago.
0

Torrejón: El Open Sky contará con una tirolina que atravesará un inmenso lago.

501
0

La construcción del complejo Open Sky de Torrejón de Ardoz sigue su curso. El Confidencial desvela algunas novedades de este centro comercial, como una tirolina que atravesará un lago de 12.500 metros cuadrados con embarcadero, un circuito de karts, túneles de viento para practicar paracaidismo o pistas de patinaje entre una amplia oferta que va más allá de las propias tiendas.

El Open Sky, cuyas obras se pueden ver en la A2 nada más salir de Alcalá de Henares, también contará con salas de cine, bolera, bares de copas, espectáculo de luces, gimnasio o camas elásticas. Asimismo, aspira a celebrar obras de teatro, conciertos y hasta óperas.

No será un centro comercial al uso. Compagnie de Phalsbourg ultima un macro ‘parque temático’ donde no faltará de nada, desde tirolina o pista de patinaje hasta escenario de conciertos.
El apocalipsis del retail no asusta a los promotores de Open Sky. El complejo que aspira a conquistar Torrejón de Ardoz y alrededores no será un centro comercial al uso, aunque sólo sea por la tirolina que atravesará su inmenso lago de 12.500 metros cuadrados con embarcadero y espectáculos de luces incluidos.

El ocio continúa con un circuito de ‘karts’ (al más puro estilo de Xanadú), túneles del viento al aire libre para hacer ‘paracaidismo’, pistas de patinaje sobre hielo operativas durante todo el año, camas elásticas, bolera, cines o bares de copas. Todo está previsto en los más de 90.000 metros cuadrados de este complejo comercial, aunque no verá la luz hasta principios de 2019.

Sus promotores, los franceses de Compagnie de Phalsbourg, también abrirán a finales de 2019 un ‘outlet’ de 22.000 metros cuadrados y 120 tiendas o restaurantes: estará ubicado frente a Open Sky y se llamará The Village, el mismo nombre que han escogido para su último ‘outlet’ recién inaugurado en Lyon. Francia es su principal mercado con más de 900.000 metros cuadrados de superficie comercial, si bien España se perfila como un destino atractivo para invertir por su seguridad jurídica, sus marcas y su cercanía al país galo.

Hace diez años, nadie imaginaba que Amazon se iba a convertir en líder”. El CEO y director general de la multinacional francesa en España, Raphael Martín, no da la espalda a la ‘criatura’ de Jeff Bezos pero cree que los centros comerciales deben enfrentarse al ‘e-commerce’ con ocio, propuestas innovadoras y servicios que animen a los clientes a levantarse del sofá. “Queremos que la gente venga a pasar el día a Open Sky”. Para ello, pondrá a su disposición todo un parque temático inspirado en el ‘modelo Dubái’. La ciudad más cosmopolita de los Emiratos Árabes alberga el mayor centro comercial del mundo -junto a otros 95-, con una pista de patinaje sobre hielo de tamaño olímpico, un zoológico submarino, más de 1.000 tiendas con marcas populares como Zara, grandes almacenes como Galerías Lafayette o firmas de lujo de la talla de Chanel o Dior. Otros complejos ofrecen pistas de esquí, centros de ocio infantil, teatros o exposiciones de arte.
“Vamos hacia eso”, zanja Martín tras dejar caer que le encantaría ampliar su proyecto con granjas ecológicas, un parque acuático, ‘show-rooms’ y hoteles en las inmediaciones de Open Sky. Lo que ya está gestionando es un inmenso gimnasio que se situará en la planta de arriba, cerca de clínicas estéticas, centros médicos, farmacias, lavandería, óptica y otros servicios. El objetivo es que todos los grupos de edad estén cubiertos, desde los más pequeños hasta los jubilados. La inversión asciende a más de 160 millones de euros para Open Sky -diseñado por el italiano Gianni Ranaulo, el mismo que ha ideado el ‘outlet’ de Lyon- y unos 70 millones para The Village en Madrid, obra de Philippe Starck. Su homólogo en Francia ha recibido 115 millones y destaca también por un enorme lago que acoge espectáculos de luces cada noche.

Conciertos y ópera, el plato fuerte.
Compagnie de Phalsbourg quiere un escenario para celebrar conciertos, obras de teatro o incluso sesiones de ópera en Open Sky. “Queremos traer a cantantes nacionales de prestigio” para que los clientes disfruten tras hacer sus compras y cenar en alguno de los múltiples restaurantes, matiza Martín. También ultima un espacio de ‘coworking’ con oficinas de alquiler equipadas con wifi, máquinas de café, ordenadores o impresoras para los trabajadores del eje Madrid-Guadalajara-Barcelona. No obstante, el 75% del espacio se destinará a tiendas, entre las que figuran marcas de moda como Springfield o Mango, calzado como Merkal, ropa deportiva como Adidas o Reebok, perfumerías como Druni, tiendas de electrónica como Fnac o supermercados como DIA. Ocio y restauración copará el 25% restante con cadenas como Vips, Tagliatella, Brasa y Leña, KFC, Fosters, Reino Asador o el nuevo y misterioso concepto que prepara Restalia, el dueño de 100 Montaditos o La Sureña.

Open Sky aspira a robar clientes a los centros comerciales de la zona. Véase Parque Corredor, decidido a recuperar su esplendor de épocas pasadas a golpe de reforma, o el masificado Plenilunio. Su propietario, el francés Klépierre, está enseñando la puerta de salida a las pymes con subidas de alquiler que, a la postre, han beneficiado a las grandes franquicias de moda.

(501)