Inicio MÚSICA La organista rusa Liudmila Matsyura inauguró el 4 de Agosto la XXIII edición del Ciclo Internacional de Órgano de Torreciudad con un variado programa que cautivó al numeroso público asistente.
0

La organista rusa Liudmila Matsyura inauguró el 4 de Agosto la XXIII edición del Ciclo Internacional de Órgano de Torreciudad con un variado programa que cautivó al numeroso público asistente.

1.17K
0

El programa fue una acertada elección al estar integrado por obras asequibles, fáciles de entender para el público en general y de épocas muy diversas.Liudmila Matsyura concibió su primera pieza, Preludio y fuga en mi mayor (V. Lúbeck) a modo de mosaico, como carta de presentación del instrumento para que el público escuchara distintos registros que terminaron fundiéndose en un todo. Intenso y profundo fue el ambiente que creó en el templo con el “Ave Maria” del ciclo “Vidrieras de la Catedral” de Karg-Elert, una bella plegaria intimista. Y pletóricas de vitalidad las interpretaciones del popular “Concierto en la menor” de A. Vivaldi, transcrito para órgano por J. S. Bach, y de la pieza con carácter festivo “Sortie II” del compositor francés L. Lefebure Wely.
Quizá gustó especialmente “Recuerdos de la Alhambra” de F. Tárrega, por ser muy conocida y por la sorpresa de escucharla por primera vez al órgano, ya que la guitarra es el instrumento habitual con el que se interpreta.El privilegiado entorno natural que rodea al santuario inspiró a la intérprete para la elección de una pastoral, en este caso, de la “Sinfonía para órgano en re-menor” de A. Guilmant. La actuación concluyó con “Variaciones” sobre el tema “Christus Vincit”, de D. Bédard, obra que termina con una gran apoteosis final, con el tutti del órgano y sus 4.072 tubos (Gabriel Blancafort, maestro organero). Liudmila Matsyura es directora artística del Festival Internacional de Órgano Catedral de Alcalá de Henares, que este año cumple su X edición, aprovechó su estancia en el Santuario de Torreciudad,  para intercambiar  experiencias con Maite Atranzabal,  directora del Departamento de Música del Santuario, de cuya biblioteca de partituras hizo una excelente valoración. Comentó la circunstancia de que tanto el órgano de Torreciudad como el de Alcalá de Henares fueron construidos en el mismo taller, (Blancafort)  y encomió la colaboración de Bantierra con el ciclo.

(1171)